JOSE MARIA ANGULO ARROITAJAUREGI vivía en Abadiño cuando se dio el levantamiento fascista en julio de 1936 y era afiliado del PNV. Casado, tenía 35 años y era padre de cuatro hijos. Era miembro de la Junta de Defensa de Abadiño. Después de que los fascistas tomaran el pueblo, fue detendio en base a una dennuncia interpuesta por un vecino de Abadiño y encarcelado.

Bilboko Larrinagako kartzelan izan zuten preso eta handik familiari idatzitako gutunetan zioenez, bere delitu bakarra Abadiñoko herriaren alde lan egin izana zen. Ez zion hala iritzi botere faxista ezarri berriak eta Audientzia Militarrean epaiketa sumarisimoa egin ondoren heriotza zigorra ezari zioten. Besteak beste ondorengoak leporatzen zizkioten: "...nacionalista y destacado dirigente del Batzoki o circulo nacionalista de la localidad de su residencia y Secretario del Comité Local desde cuyos cargos cooperó activamente para los fines del separatismo y en forma anti-española."

Preso en la cárcel de Larrinaga, tal y como narraba en la correspondencia que mantenía con la familia, consideraba que su único delito había sido el haber trabajado por el pueblo de Abadiño. No eran de la misma opinión los poderes fasicstas recien instaurados, de modo que la Audiencia militar, previo juicio sumarísimo, le impuso una pena de muerte. Los sigueintes son algunos de los delitos que se le imputaban: "...nacionalista y destacado dirigente del Batzoki o circulo nacionalista de la localidad de su residencia y Secretario del Comité Local desde cuyos cargos cooperó activamente para los fines del separatismo y en forma anti-española."

José María Angulo Arroitajauregi fue fusilado en el cementerio de Derio el 5 de agosto de 1937.

El cuerpo sin vida de José María fue enterrado en una fosa común, de la que, posteriormente, lo rescataría su suegro, Federico Torrontegi para enterrarlo en un panteón que los Angulo tenían en el cementerio de Derio. Décadas después, cumpliendo el deseo de su esposa Asunción Torrontegi, los restos de José María Angulo fueron trasladados al cementerio de Durango.

Durante todos estos años José María Angulo Arroitajauregi no ha recibido reconocimiento alguno en Abadiño.